CES 2020-2023

Comisión de Gestión Educativa

Justificación

El Programa Democrático de Educación y Cultura para el Estado de Michoacán (PDECEM) es el resultado de la evolución histórica de los proyectos pedagógicos de la Sección XVIII de la CNTE. Transitamos en varios estadios de construcción, en 1996 el Proyecto de Transformaciones Educativas Inmediatas (PTEI), en 1999 Programa de Transformaciones Democráticas (PTED), luego el antecedente del PDECEM, el Programa Democrático de Educación y Cultura (PDEC)en 2002. el PDECEM Constituye la plataforma educativa de nuestro tiempo que emanó como una de las tareas centrales del Proyecto Político Sindical (PPS). Representa el patrimonio intangible del magisterio de base, cuyos principios y horizontes nos permitieron enfrentar las últimas reformas neoliberales. Consideramos que toda estrategia de lucha, sea política o pedagógica, tiene que ser repensada de acuerdo a nuestro momento histórico, a una mirada retrospectiva y dialéctica que nos ofrecerá elementos para construir una hoja de ruta crítica para fortalecer el proyecto educativo.

Objetivos del proyecto

1) Recuperar la visión comunitaria desde el pensamiento crítico y la sensibilidad humana. Recuperar la comunidad, la escuela y el aula. 
2) Consolidar el PDECEM desde las pedagogías críticas y las educaciones populares.
3) Potenciar la ciencia y la tecnología como proyecto de educación popular, con participación transdisciplinaria.
4) Recrear los modelos de investigación para el descubrimiento de la realidad social y natural.   Para ello es necesario utilizar en la investigación cualitativa como herramienta de lucha y descubrimiento de un sujeto con amplias posibilidades de aportar y transformar el mundo
5) Practicar la ternura y la revolución de nuestros sentimientos en cada acto como educadores críticos. 
6) Vincular nuestro programa educativo con la lucha por la justicia social desde la participación protagónica en la transformación de la sociedad
7) Recuperar del cuerpo, el arte y el territorio. Estos son elementos indispensables para construir otra pedagogía orientada en nuestros objetivos pedagógicos integrales.

Descripción general del proyecto

El PDECEM como un tránsito y desplazamiento, tiene su origen en un andar colectivo que en los últimos lustros ha permitido la participación de comunidades enteras, padres y madres de familia, comunidad estudiantil, organizaciones sociales, sindicatos, personal de universidades, escuelas del nivel básico, medio superior y superior, artistas, colonias populares, intelectuales, movimientos ambientalistas, estatales, nacionales e incluso internacionales en la definición del qué, para qué, a favor de qué, en contra de qué, cómo y con qué de una educación popular liberadora y una pedagogía crítica e innovadora, científica, humanista, holística, transdisciplinar e integral, formadora de personas cultas, libres y transformadoras.

El propio PDECEM en su transición de proyecto a programa, está desarrollando en la actualidad varios procesos: las Escuelas Integrales de Educación Básica (EIEB), el Programa de Desarrollo Lingüístico Integral (DLI), los Centros de Desarrollo de la Creatividad, La Cultura, el Arte y el Deporte (CDECCAD), Alfabetización Popular (PAP), el Centro Sindical de Investigación e Innovación Educativa (CSIIE) y la Escuela de Formación Política “Francisco Javier Acuña”. Estos procesos vienen transformando la escuela, la comunidad y a la propia maestra y maestro en educador y educadora popular y pedagoga y pedagogo crítico, Son éstos los tres elementos o espacios fundamentales de la transformación educativa y social.

El PDECEM parte de la crítica al capitalismo cognitivo, porque se considera fundamental y necesario reconocer la realidad en la que se vive desde un ángulo crítico de lectura, como consecuencia de la aplicación de políticas públicas y de gobernanza encaminada a destruir lo público y lo social.

El PDECEM tiene como finalidad en el ámbito de la escuela, la transformación social a partir de la relación escuela-trabajo, la relación teoría-práctica e ir más allá la articulación entre el pensamiento y la acción. Todo esto sucede por medio de la integración de la escuela en la comunidad.

En suma, busca la transformación del educador en educador crítico, desde las propias educaciones populares y las pedagogías críticas, integrando las tareas de formación, capacitación, investigación e innovación encaminadas a la reeducación del educador y las educadoras críticas encaminadas a la deconstrucción de quienes hacemos estas pedagogías críticas, partiendo de nuestro propio reconocimiento desde el ejercicio de la docencia, la pertenencia laboral y el “ser pueblo”. El otro fin que se busca es la organización de la comunidad, se contemplan los elementos que rompan la separación de la escuela con la vida.

Por último, el PDECEM parte de los principios de la búsqueda de una educación obligatoria, gratuita, laica, científica, universal, integral, democrática, popular, patriótica, equitativa, pertinente, humanista y antipatriarcal. El PDECEM se fundamenta en las grandes luchas y construcciones, es fruto del pensamiento y obra de José Ma. Morelos y Pavón, José Martí, Simón Rodríguez, Simón Bolívar, José Carlos Mariátegui, Paulo Freire, Antón Makarenko, Pistrak, Amilcar Cabral, Rafael Ramírez, Moisés Sáenz, Rita Cetina, Elvia Carrillo, entre otres. Se inspira en las propias reflexiones y teorizaciones construidas de los movimientos sociales, populares y campesinos, en los Caracoles del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), en el Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra de Brasil, en las luchas feministas. En resumen, el PDECEM se basa en las diversas formas y articulaciones de las educaciones populares y pedagogías criticas como son la educación para la liberación, el presente potenciable, la pedagogía de la ternura, las epistemologías del sur, las pedagogías de la cultura, la pedagogía del trabajo y de las educaciones populares emanadas de los movimientos sociales.

El PDECEM está ligado a los procesos de cambios civilizatorios que colocan en el centro la vida. Por esa razón, está necesariamente encaminado a romper con la hegemonía de un sistema que produce desigualdades sociales. Se debe a un proyecto plurinacional de democracia de los pueblos, es por eso que no se puede encerrar en el ámbito áulico, tampoco reducir a la implementación de libros de texto ni encadenar a la certificación. Por más alternativas que sean ambas cosas, su espacio inmediato de transformaciones es la comunidad, el barrio, la colonia, el vecindario o la localidad. Justo ahí donde es posible desencadenar cambios locales de impacto global, de construir una nueva hegemonía histórica y cultural que fundamente las bases de una ciudadanía crítica y organizada, capaz de involucrarse en la construcción del gobierno popular.

Este vínculo comunitario es la tarea que han desarrollado los programas de Alfabetización Popular y de los Centros de Desarrollo para la Creatividad, el Arte, la Cultura y el Deporte. Desde estos espacios se proponen, a veces con éxito y otras con limitaciones, desplegar redes de economía solidaria, proyectos autosustentables, recuperar los saberes comunitarios, rescatar la cultura popular, las luchas de las mujeres, fomentar la lectura política de la realidad, conformar núcleos de base para la autogestión de la democracia protagónica y el alcance de la justicia social. Sin esta relación, la escuela y el magisterio quedarían ensimismados en sus dinámicas escolares y gremiales.

Otra de las tareas transversales del PDECEM es el desmantelamiento de las bases ideológicas, científicas, filosóficas y teóricas del capitalismo. Para este propósito, su Escuela de Formación se entiende como el despliegue de espacios formativos de las educadoras y los educadores populares en cada región y en cada delegación. Ejercicio muestra la disciplina de estudio sistemático de la teoría de la organización popular, de la realidad actual y de las pedagogías de la rebelión. En esta tarea, la investigación es fundamental, pero no esa que se hace en el claustro ni la que sigue los principios de la ciencia dominante para enaltecer a ciertos personajes académicos. Por el contrario, se propone la investigación militante con un compromiso claro de empoderamiento de las y los oprimidos. Es esta la construcción de conocimientos y propuestas de educadoras y educadores populares que se han involucrado estrechamente en las resistencias pedagógicas, a partir de las metodologías participativas, por ejemplo, la sistematización de experiencias, las narrativas pedagógicas, la dialéctica constructiva y otras estrategias que contribuyan a la producción de conocimientos para la liberación.

Programas del PDECEM

  • EDUCADOR:

Centro Sindical de Investigación e Innovación Educativa (CSIIE)

Caravanas pedagógicas

Plataformas alternativas

  • CURRICULO

Cartillas pedagógicas, cuadernillos y libros alternativos

  • ESCUELA:

Escuelas Integrales de Educación Básica

Escuelas Públicas Renovadas

Escuelas Libres de Comida Chatarra

  • DESARROLLO COMUNITARIO:

Centros de Desarrollo de la Creatividad, la Cultura el Arte y el Deporte

Alfabetización Popular